Lo que debes saber sobre el nacimiento o la fase de expulsión de tu bebé

Lo que debes saber sobre el nacimiento o la fase de expulsión de tu bebé | trabajo de parto

En la sala de expulsión hay mayor limpieza y varios objetos están estériles ya que se busca que ni tú ni tu bebé adquieran infecciones presentes en los hospitales. En la sala de expulsión el personal médico te indicará cómo respirar y cómo pujar, así como el momento en que debes hacerlo. El médico te comentará si es necesario realizar la episiotomía (corte en tu periné para facilitar el descenso de tu bebé); generalmente la episiotomía se realiza en el primer parto o cuando el último parto tiene 4 o más años que ocurrió.

Paso por paso

En primer lugar, te indicarán la posición en la que te acomodarás. La mayoría de los hospitales tienen la infraestructura para que durante el parto la mujer se acueste y eleve las piernas. Sin embargo, lo más cómodo e ideal es tener el parto en posición vertical, por lo que si en el hospital existe la infraestructura adecuada entonces podrás solicitar que tu parto sea en posición vertical (esto también lo puedes incluir en tu plan de parto).

En segundo lugar, el personal de salud (vestido con ropa y guantes estériles) te lavará con agua y jabón líquido (jabón quirúrgico) toda tu región pélvica (incluyendo genitales y región anal) y tus dos muslos, con la intención de disminuir el riesgo de infecciones para tu bebé y para ti; también te colocará tela estéril para cubrir las zonas de tu cuerpo que no están lavadas. Para este momento ya tendrás conectado un suero (solución que aporta líquidos y glucosa o azúcar) a tu vena con la intención de colocarte la hormona oxitocina una vez que tu bebé haya nacido. La oxitocina te ayudará a expulsar tu placenta completa ya que si quedan restos de tu placenta dentro de tu útero entonces podrás adquirir una infección severa.

En tercer lugar, el médico (colocado frente a tus genitales) te estará informando sobre el descenso de tu bebé y una vez que la cabeza de tu bebé (su cabello en específico) sea visible entonces te mencionará si es necesario o no que te realice la episiotomía. Para que te realice la episiotomía primero te colocará anestesia local (para que no te duela el corte) y luego cortará en la región del periné. Al mismo tiempo, el médico te seguirá informando sobre la forma y el momento en que debes pujar.

En cuarto lugar y una vez que la cabeza de tu bebé este fuera de tu vagina, el médico hará una pequeña tracción de tu bebé. El médico colocará sus dedos alrededor del cuello de tu bebé y lo jalará. Primero saldrá un hombro, luego el otro hombro y finalmente el resto del cuerpo de tu bebé. Enseguida el médico estimulará a tu bebé (frotará su espalda) para que tu hijo empiece a respirar (a llorar), luego pinzará y cortará el cordón umbilical. Finalmente el médico entregará a tu bebé al pediatra y si no hay datos de dificultad respiratoria u otro dato de complicación de la salud de tu bebé entonces el pediatra te enseñará a tu bebé inmediatamente.

En quinto lugar, el pediatra se alejará un poco para evaluar a tu bebé. El pediatra revisará los signos vitales de tu bebé e iniciará las medidas necesarias en caso de que la salud de tu bebé se complique, además el pediatra  medirá y pesará a tu bebé, le otorgará una calificación (APGAR) que orienta sobre la salud de tu bebé al nacer y le asignará la semana en que nació de acuerdo al examen físico llamado CAPURRO. También le inyectará en su muslo a tu bebé una vitamina (la K) para evitar que tu bebé presente sangrados o hemorragias, principalmente cerebrales.

El pediatra le pondrá un pañal a tu bebé y lo abrigará para luego dejarlo inmediatamente contigo. Mientras el pediatra atiende a tu bebé, el médico que atendió tu parto solicitará que te pongan la oxitocina en el suero para ayudarte a expulsar tu placenta (la oxitocina aumenta las contracciones permitiendo que el útero empiece a disminuir su tamaño y expulse la placenta) y para reducir el riesgo de sangrado de tu útero. Al mismo tiempo el médico hará ligeras tracciones del cordón umbilical para ayudar a que tu placenta se expulse.

Una vez que se expulsa la placenta el médico se cerciorará que la placenta esté completa, en caso de que no esté completa entonces introducirá su mano a través de tu vagina para sacar los restos de placenta que se quedaron en tu útero. La expulsión de tu placenta tarda entre 5-30 minutos.

Finalmente el médico cerrará con sutura (hilo quirúrgico) la episiotomía, en caso de que no se te haya realizado la episiotomía entonces habrá concluido la fase de expulsión y nacimiento de tu bebé, por lo que te pasarán junto con tu bebé al área de recuperación. En el área de recuperación se te hablará más de planificación familiar y cuidados de tu bebé (recién nacido). En recuperación estarás alrededor de 8-12 horas, si no hay complicaciones ni en ti ni en tu bebé entonces se te dará de alta junto con tu bebé.

También puede interesarte:

Lo que debes saber sobre la atención de tu parto, parte 1

Lo que debes saber sobre la atención de tu parto, parte 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s